Aplicarán «Ley Seca» en Chihuahua por las elecciones a partir del sábado por la tarde y hasta el lunes 3 de junio

108

Del 1 al 3 de junio se aplicará la Ley Seca en Chihuahua debido a la jornada electoral que se celebrará entre este domingo 2 de junio. Esto fue confirmado a
través de la publicación hecha este día en el Periódico Oficial del Estado.

La prohibición de venta y consumo de bebidas alcohólicas tiene como objetivo prevenir la alteración del orden público, salvaguardar la moralidad y la
seguridad pública durante las elecciones federales y locales.

Ante esto, las autoridades del Estado de Chihuahua emitieron una serie de disposiciones dirigidas a todos los licenciatarios, permisionarios y operadores de
establecimientos que expendan, distribuyen o ingieren bebidas alcohólicas.

Entre las medidas se contempla la suspensión de bebidas alcohólicas con base a lo establecido en los artículos 300, numeral 1 de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales; así como el 149, numeral 3, de la Ley Electoral del Estado de Chihuahua.

A partir de las 17:00 horas del sábado 1 de junio del 2024 quedará prohibida la venta, consumo y suministro de bebidas embriagantes. Esta restricción estará
vigente hasta las 23:59 horas del lunes 3 de junio del presente año.

Quien o quienes quebranten la Ley Seca se les aplicará las sanciones correspondientes, como se establece en la Ley de Alcoholes del Estado de
Chihuahua. Los castigos incluyen multas, suspensión de permisos y otras medidas legales.

En cuanto a establecimientos donde se realicen eventos sociales de carácter privado, como bodas, fiestas graduaciones, entre otros, podrán operar con
normalidad siempre y cuando no se permita la entrada al público en general y se pueda garantizar el control adecuado del consumo de bebidas embriagantes.

Las licorerías y otros establecimientos que cuenten con autorización para comercializar bebidas alcohólicas como complemento de su actividad principal,
podrán operar durante los citados días, pero estarán obligados a suspender la venta y consumo de estas sustancias mientras la prohibición se mantenga
vigente.

Con esta medida, las autoridades estatales buscan garantizar entornos seguros y ordenados durante el día de la jornada electoral para evitar situaciones que
puedan generar disturbios o comprometer la seguridad de la ciudadanía.