Escándalo en Bachilleres

1084

A través de expresiones en redes sociales y de una intensa “Grilla” en el interior del Colegio de los Bachilleres, se desató una campaña en contra de su titular Teresa Ortuño, de quien se comenta que hace creer que su gestión fue limpia, con piso parejo y con muy poco dinero cuando en realidad se excedió en los gastos como fueron los viáticos cada vez que viajaba a la ciudad de México.

Comentan que curiosamente se trasladaba a la capital del país cada vez que había reuniones del PAN, con boletos y gastos para el Cobach.

Por lo tanto se ha dicho que la aun funcionaria será auditada por la entrante administración de María Eugenia Campos Galván.

Se dice que en el rubro de sueldos, la funcionaria Ortuño y su equipo de colaboradores cercanos, se adjudicaron compensaciones que van de los 80 mil pesos a 24 mil.

Aseguran que Teresa Ortuño, su compensación oscila entre los 80 mil pesos, el de Valles 57 mil, Legarreta, Ortega,  Arias y Limón con 24 y así hasta la secretaria técnica de apellido Pérez.

Comentan que la que pegó un brinco grande en compensación fue Julieta Núñez con 36 mil pesos y eso que no llega al nivel de director. Esto es solo la compensación mensual.

El piso no fue para todos parejo gracias a la discrecionalidad con que se maneja la compensación. Algunos se les puede observar con menos sueldo, pero más responsabilidad y mejores resultados, los cuales, no fueron del agrado para ajustar ni siquiera el ingreso.

Fueron los directores de planteles asesorados, los que resolvieron y realizaron mayor gestión, ejercicio del recurso propio e infraestructura, además rescataron procesos, la deserción y alumnado de ingreso. Su compensación para ellos fue de entre 6 y 12 mil pesos mensuales.
Este tema debe dar para más, ya que tanto la Junta de Gobierno del organismo, como Hacienda, hasta donde se sabe, tienen tabuladores para esto y seguro desconocen el tema, mismos que deben revisar los procesos y denunciar.