Improcedente la revocación de mandato contra Cruz Pérez Cuéllar. No juntaron las firmas

642

La revocación de mandato promovida por Juan Gabriel Rodríguez García y por José Arturo Bezne Medina le hizo a Cruz Pérez Cuéllar lo que el viento le hizo a Juárez.

Ayer los miembros del Consejo Estatal del Instituto Estatal Electoral de Chihuahua (IEE), validaron el proyecto de acuerdo que declaró improcedente el instrumento de revocación de mandato, porque simplemente no cumplió con el porcentaje de respaldo ciudadano requerido por la Ley de Participación Ciudadana del Estado de Chihuahua.

Juan Gabriel y Juan Arturo fueron buenos para aplicar el mecanismo de democracia participativa, pero no así para conseguir el apoyo ciudadano a través de la recolección de firmas de los ciudadanos.

En esta ocasión la revocación de mandato no puso en aprietos al alcalde juarense y será en la próxima en que quizá le pueden aplicar la realización de un referéndum para revocar el mandato de presidente municipal.

En la misma sesión los consejeros electorales también tomaron la decisión de declarar improcedentes los instrumentos de revocación de mandato promovidas en contra del presidente municipal del Ayuntamiento de Práxedis G. Guerrero, Selestino Estrada Villanueva y la diputada local por el Distrito Electoral 10, María Antonieta Pérez Reyes.

La razón detrás de esta decisión es simple, pero significativa: en los tres casos, no se cumplió con el porcentaje de respaldo ciudadano requerido por la Ley de Participación Ciudadana del Estado de Chihuahua. Este hecho pone en evidencia las dificultades que enfrentan los ciudadanos al intentar ejercer su derecho a la participación política.

Loera viaja en avión Acapulco, los siervos de la nación por tierra

El delegado de los programas del Bienestar en Chihuahua, Juan Carlos Loera de la Rosa, mandó a 80 siervos de la nación de Chihuahua a la zona del desastre en Acapulco para apoyar las labores del levantamiento del censo del desastre provocado por el huracán Otis.

Los promotores de la cuatroté salieron en varias camionetas que iban cargadas con algunos víveres para los damnificados del fenómeno meteorológico.

Loera también viajó a la ciudad de Acapulco, pero él lo hizo en avión y no por carretera con los 80 servidores de la nación. Mientras esperaba abordar el vuelo, Loera grababa un audio sobre los detalles del apoyo de la delegación Chihuahua a las labores de más de mil siervos de la nación que están en Acapulco levantando el censo.

Morenistas contra azules en el Congreso de Chihuahua

Los dimes y diretes se pusieron candentes ayer durante la sesión del Congreso del Estado, en donde al calor del debate del tema de la tragedia de Acapulco, los diputados de Morena y del PAN se dijeron de todo.

Los legisladores de Morena tendieron la trampa leonera cuando plantearon un punto de acuerdo para hacer la coperacha y apoyar a los acapulqueños en desgracia. Propusieron que los 33 legisladores chihuahuenses donaran un mes de su sueldo para los damnificados por el huracán Otis.

Obvio que los diputados del blanquiazul dijeron que no, pues no iban a hacer el caldo gordo a los morenistas y olímpicamente desecharon el punto de acuerdo del grupo parlamentario de Morena.

Después de la bateada a los guindas, no les quedó otra que echarse a llorar y a señalar a los panistas de hipócritas, porque por una parte exigen al gobierno federal que apoyen a Acapulco, pero por otro no están dispuestos a dar nada.

La sesión se tornó muy caliente por las críticas que cruzaron ambos grupos parlamentarios, en especial los del blanquiazul que aprovecharon la recta para dejarse ir con todo en contra del presidente de la república Andrés Manuel López Obrador al que acusaron de todo.

A los diputados de Morena, no les quedó otra que apechugar de nuevo otra derrota propiciada por el mayoriteo en el Congreso.

Rosana Díaz canceló su informe de actividades legislativas

La que canceló su segundo informe de actividades fue la diputada de Morena, Rosana Díaz, el motivo fue solidarizarse con los habitantes de Acapulco.

Eso ha motivado varias reacciones en redes sociales, donde se hace mofa de la ex conductora de televisión de quien se dijo que no tenía nada que informar a la ciudadanía juarenses y que solo ha logrado dos iniciativas relacionadas al cuidado de los animales.

Así que Rosana Díaz por el momento, no rendirá su informe, el cual estaba programado para el pasado domingo en el monumento a Benito Juárez.

Los mal pensados nos aseguraron el que el objetivo de rendir cuentas en un monumento, era con el fin de no gastar ni un centavo en la renta de un local ya que anda muy quebrada por el gasto económico que representan los espectaculares que tiene en toda la entidad.

Se victimiza el presidente López Obrador

Este lunes, el presidente López Obrador experimentó una de las conferencias matutinas más largas, cargadas y controvertidas de su mandato. Se vio obligado a responder a las críticas sobre su manejo de la devastadora situación en Acapulco, causada por el huracán Otis. Hasta el momento, la tormenta ha resultado en 45 fallecimientos y 47 personas desaparecidas.

El tlatoani señaló a la prensa y a sus oponentes políticos como ‘carroñeros’ y ‘personas con malas intenciones’, acusándolos de intentar beneficiarse del sufrimiento de la población. Además, hizo eco de un insulto que el expresidente Vicente Fox publicó en las redes sociales, donde le deseaba lo peor.

Respaldó su manejo de la crisis y afirmó que se está colaborando de forma conjunta con las autoridades locales y nacionales para asistir a los damnificados.

Aseguró que pronto se restaurará completamente el suministro eléctrico en el área y que se desplegará un equipo compuesto por representantes de Hacienda, el SAT, Nacional Financiera y Banobras para brindar apoyo a los empresarios y comerciantes.

También pidió a la secretaria del Bienestar, Ariadna Montiel, que adelante los apoyos de los programas sociales y que se contrate a los jóvenes para la limpieza como parte del programa Jóvenes Construyendo el Futuro.

El presidente reiteró su compromiso con Acapulco y su pueblo, y dijo que se pondrá de pie lo más pronto posible. “Me canso ganso de que vamos a poner de pie a Acapulco”, expresó con su característico tono desafiante.

No obstante, sus declaraciones no parecen persuadir a un gran número de personas, quienes lo perciben como un presidente alejado de la realidad y más enfocado en su reputación que en el bienestar de los ciudadanos.

Algunos analistas opinan que AMLO ha subestimado el efecto del huracán Otis y ha realizado comparaciones injustas con otros desastres naturales que han ocurrido tanto en Estados Unidos como en Acapulco.

La tragedia de Acapulco es una prueba de fuego para el gobierno de López Obrador, que debe demostrar su capacidad de respuesta y solidaridad con los más necesitados.

Muchos coinciden que no es suficiente con hacer promesas de ayuda o proclamar lemas, comentan se necesita una acción efectiva y coordinada que asegure la seguridad, la salud y la recuperación económica de la región.

También opinan que es esencial que el mandatario adopte una postura más humilde y empática, que admita los fallos realizados y atienda las peticiones de los ciudadanos. Dicen que el presidente debe comprender que no se trata de un conflicto contra sus adversarios, sino de una oportunidad para unificar al país en torno a un objetivo común.