La Revocación de Mandato va

652

Por Víctor García Mata

La participación ciudadana está en proceso de ser una realidad, ya que desde hace varias décadas se hacía referencia al tema como algo posible, deseable, y los ciudadanos empezaron a utilizar los mecanismos de participación ciudadana, de salirse de los esquemas legales tradicionales. En el siglo XXI los ciudadanos usaron los mecanismos disponibles a través de las candidaturas independientes, se lanzaron varios candidatos y lograron su cometido, acceder a puestos de elección popular desde gubernaturas, alcaldías, y diputaciones. Pero la conclusión no siempre fue exitosa porque en la práctica reprodujeron algo poco novedoso como fue el ejercicio tradicional del ejercicio del poder e incluso en algunos casos gestiones más deficientes que el gobernante tradicional.

Sin embargo, los ciudadanos o grupos políticos siguieron impulsando otros aspectos de participación ciudadana como es la democracia participativa y mientras los mecanismos de revocación de mandato cobraron relevancia. Parecía buena opción, pero en la práctica.

Cuando Javier Corral Jurado fue legislador estatal en la década de los noventas, él fue uno de los impulsores de las consultas y democracia participativa. Durante esa década se legisló y se aprobó la revocación de mandato, pero nunca se implementó porque faltaron las leyes segundarias y operativas y al final se olvidó el tema ya que llegaron otros legisladores que no le dieron importancia.

En el siglo XXl en Chihuahua se legislo y se aprobó a nivel estatal la revocación de mandato abarcó la gubernatura y alcaldías y por primera vez se estableció la reglamentación específica. Se hizo el intento de someter a revocación de mandato al gobernador Corral Jurado, sin embargo, pese a ser este uno de los impulsores de esta acción, con su equipo jurídico impidió que se aprobara. El 23 de junio de 2018 se publicó en el Periódico Oficial del Estado la Ley de Participación Ciudadana. Sin embargo, los tribunales desecharon la petición para que fuera sometido al veredicto ciudadano.

Pero a quien si le tocó poder ser enjuiciado fue al alcalde de Ciudad Juárez, Armando Cabada, quien al igual que Corral intentó por todos los medios impedir que se lograra oficializar el proceso. No Obstante, el Tribunal Estatal Electoral lo aprobó tras una votación cerrada. Finalmente, ya está en proceso dicha acción, y posiblemente se realice a principios del 2021, muy cerca del proceso electoral programado para el mes de julio.

Digamos que esta figura jurídica que llego para quedarse está en pañales, incluso el presidente de república, Andrés Manuel López Obrador, no solo no rechazo este mecanismo ciudadano, sino que lo impulso y lanzó para que la revocación de mandato se diera a nivel federal y también se someta a consulta la permanencia en el poder del Ejecutivo Federal.

En los siguientes meses la revocación se estará dando, desde mi punto de vista será una experiencia interesante, ya que va a propiciar que el gobernante se esmere a realizar una labor transparente, eficiente y honesta. Y porque de no hacerlo, sabrá que puede perder el puesto como Cabada, quien se podría ver fuertemente afectado en sus aspiraciones políticas para lograr la gubernatura del Estado de Chihuahua. Por algo la ciudadanía está participando otorgando sus firmas en esta consulta, ya que una gran parte no está de acuerdo con su actuación como alcalde a lo largo de 4 años consecutivos, . de aquí en adelante, los futuros gobernantes que incumplan sus obligaciones, sabrán que las urnas les esperan nuevamente para echarlos fuera del poder.