Tengo otros datos

476

Por Gilberto Miranda

Tengo otros datos… de acuerdo con el Índice de Libertad Económica 2021 de The Heritage Foundation los cinco primeros países considerados como libres son: 1) Singapur, 2) Nueva Zelanda, 3) Australia, 4) Suiza e 5) Irlanda. Posteriormente, los países considerados como mayormente libres son: 6) Taiwán, 7) Reino Unido, 8) Estonia, 9) Canadá, 10) Dinamarca, y consecutivamente 14) Emiratos Árabes Unidos, 16) Países Bajos, 19) Chile, 20) Estados Unidos, y la categoría la cierra 38) Azerbaiyán.

Después están los países considerados como moderadamente libres, en donde están: 39) España, 44) Uruguay, 45) Jamaica, 49) Colombia, 50) Perú, 47) Ruanda, 51) Botsuana, 58) Kosovo, 59) San Vicente y las Granadinas, 62) Panamá, 65) México y la categoría la cierra la 97) República de Vanuatu. Y para finalizar hay dos categorías más, una es en donde están los países mayormente no libres y otra es en donde están los países reprimidos. El ranking lo cierra una categoría de paisas sin clasificar.

México se encuentra en el lugar 65, es decir que hay 64 países con mayor libertad económica. Para para analizar lo que implica ser el lugar 65, es importante saber que la calificación general del país es de 65.5 sobre 100 y se evalúan aspectos fundamentales que de ser bien considerados podrían identificar al país como un bien lugar para vivir, pero no. Dato por dato, tomando cada dato de manera individual, indica que el país no está bien. Lo grave es que los datos solo son el cuadro de resultados de las malas ideas.

La calificación general es de 65.5, lejos de los países considerados como mayormente libres y libres; en los derechos de propiedad, la calificación es de 53.4, situándose en la categoría de los países mayormente no libres, cerca de los países reprimidos. En eficacia judicial, la calificación es de 35.9, situándose en la categoría de países reprimidos. En la integridad del gobierno, la calificación es 39.8, situándose en lo más bajo de los países reprimidos. En libertad de negocios, la calificación es 65.6, situándose en la categoría de los países moderadamente libres. En libertad laboral, la calificación es de 58.2, situándose en la categoría de los países mayormente no libres. Y alrededor del 60% de la actividad económica es informal.

A todo esto, hay que sumarle el aumento en la pobreza, tanto en pobreza moderada como en pobreza extrema, el rezago educativo, las carencias de acceso a los servicios de salud, las carencias por el acceso a una alimentación nutritiva y de calidad, así como los problemas de desempleo e inflación. No todo es atribuible a la emergencia sanitaria, y en caso de que fuera atribuible a la emergencia sanitaria ni siquiera es pretexto para justificar los malos resultados, porque en teoría los políticos saben lidiar con el país y sus circunstancias.

El clima de opinión que generan los políticos, los anti-intelectuales, los periodistas y los fanáticos del gobierno, no favorece a la implementación de los principios de la libertad: el derecho a la vida, el derecho a la propiedad y el derecho a la libertad. Esto afecta de manera grave al desarrollo del país. El modelo económico intervencionista no está funcionando, porque toda intervención termina en socialismo y el socialismo ha fracasado siempre y en cualquier lugar en lo político, en lo social, en lo económico, en lo educativo, en lo deportivo, en lo artístico, en lo cultural… en todo.